• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Adidas rescinde “con efecto inmediato” su asociación con Kanye West

Adidas rescinde “con efecto inmediato” su asociación con Kanye West

Por Jaime Martinez

25 oct. 2022

Empresas

Photo Credits: Kanye West junto a Eric Liedtke, exmiembro de la junta directiva de Adidas, en el momento de la formalización de su acuerdo a largo plazo en junio de 2016.

Tras el reincidente y polémico comportamiento del que viene haciendo gala, de manera pública y notoria, Ye, el artista antes conocido como Kanye West, principalmente a través de declaraciones vertidas desde sus redes sociales, la multinacional deportiva alemana Adidas acaba de anunciar hace escasamente unos minutos que rescinde “de manera inmediata” su asociación con el rapero estadounidense. Unos vínculos que mantenían desde el año 2016, y que la compañía alemana ponía “en revisión” hace escasamente unas semanas en respuesta a las acciones que venía protagonizando el artista. Un comportamiento que ha contemplado inclusive manifestaciones en contra de miembros de la propia junta directiva de Adidas, en lo que no obstante faltaría por asegurar si no se trataría de un plan perfectamente orquestado por parte de West para forzar la rescisión de una serie de acuerdos, como el que igualmente mantenía hasta hace bien poco con Gap, que apreciaba que estaban repercutiendo de manera especialmente positiva para sus contrapartes. Un juicio de valor que ya le llevó a manifestar, a finales de julio de 2020, que no dudaría en desligarse de ambas compañías en el caso de no entrar a formar parte de su junta directiva.

Respondiendo así a la creciente presión que se ha levantado en contra del artista, especialmente dentro de los Estados Unidos, desde que publicase, a comienzos de este mes de octubre, una serie de comentarios que eran censurados en las redes sociales de Instagram y Twitter y tachados de antisemitas, acción que terminaba provocando el que las cuentas oficiales de West en ambas redes sociales fueran bloqueadas, desde Adidas declaran ahora, a través de un comunicado oficial, que la compañía “no tolera el antisemistimo ni ningún otro tipo de discurso de odio”. “Los comentarios y acciones recientes de Ye han sido inaceptables, odiosos y peligrosos, y violan los valores de diversidad e inclusión, respeto mutuo y rectitud de la empresa”, alegan desde la multinacional deportiva.

Sumando esta serie de antecedentes, prosiguen desde Adidas, “después de llevar a cabo una revisión exhaustiva, la compañía ha tomado la decisión de rescindir la asociación con Ye de manera inmediata, finalizar la producción de productos de la marca Yeezy y paralizar todos los pagos a Ye y a sus empresas”. En suma, resume la multinacional deportiva, “Adidas paralizará el negocio de Adidas Yeezy con efecto inmediato”.

Un golpe de hasta 250 millones de euros

Lejos de resultarle gratuita esta decisión, y en lo que de otra lado biene en parte a justificar las reclamaciones que había venido haciendo West sobre la importante contribución que su nombre y su marca estaban practicando sobre el negocio de Adidas, de igual forma que lo habían hecho para la marca Gap, desde la multinacional deportiva adelantan que esperan que esta rescisión de su asociación con el rapero estadounidense llegue a generar un impacto negativo sobre sus cuentas en el corto plazo de hasta 250 millones de euros. Una valoración de la que ofrecerán mayores detalles el próximo 9 de noviembre, coincidiendo con la publicación de los resultados del tercer trimestre de su actual ejercicio fiscal.

Mientras tanto, del lado de Ye, sea o no un comportamiento intencionado el que viene manifestando de un tiempo a esta parte el artista, la mera sombra de sospecha de estar genuinamente defendiendo un comportamiento antisemita ya ha dado alas a determinados grupos contrarios a la comunidad judía de los Estados Unidos para salir y realizar diferentes actos públicos en contra de dicha comunidad. Una escalada de acciones a partir de los comentarios públicos de West, que se encontraría igualmente en la raíz de la decisión hecha pública por Kering de, al menos por el momento, cortar sus vínculos con el artista, colaborador habitual de una casa Balenciaga que, afirmaban desde la compañía francesa en respuesta a un requerimiento del medio estadounidense Wwd, actualmente “no tiene ninguna relación ni planes para futuros proyectos relacionados con este artista”. Una declaración tan breve como imprecisa, que no termina de cerrar la puerta a próximas colaboraciones con Ye una vez que este logre, como así parece que ha perseguido, romper todas relaciones, primero con Gap y ahora con una Adidas que deberá ahora de hacer frente a ese golpe de 250 millones antes del cierre de su actual ejercicio fiscal.

De este modo, puntualizan desde la multinacional deportiva, “se espera que esto tenga un impacto negativo a corto plazo de hasta 250 millones de euros en el resultado neto de la compañía de 2022, dada la alta estacionalidad del cuarto trimestre”, apunta desde Adidas, a modo de cierre de un comunicado del que han querido hacer igualmente uso para recordar que “Adidas es el único propietario de todos los derechos de diseño de los productos existentes, así como de las combinaciones cromáticas anteriores y nuevas que se hayan desarrollado bajo el paraguas de esta asociación”. Un acuerdo de cuya rescisión, apostillan, “se brindará más información como parte del próximo anuncio de los resultados del tercer trimestre”.

También te puede interesar:
ADIDAS
KANYE WEST
Polémica
YEEZY