• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Hermès celebra sus resultados de 2020 con un bono de 1.250 euros para cada trabajador

Empresas

Hermès celebra sus resultados de 2020 con un bono de 1.250 euros para cada trabajador

Por Jaime Martinez

22 de febrero de 2021

Madrid – El Grupo de moda francés Hermès, especializado en la categoría del sector lujo, daba a conocer el pasado viernes sus cuentas anuales relativas a su ejercicio completo de 2020. Periodo duramente marcado por la pandemia por coronavirus que la firma francesa logró sortear con considerable éxito, recogiendo como resultado unas cifras de ventas por valor de 6.389,4 millones de euros. Solamente un -7,18 por ciento por debajo de los 6.883,4 millones que lograba recoger al cierre de su ejercicio de 2019. Una ligera caída que se veía asimismo reflejada en el capítulo de beneficios netos de la multinacional, que hacía lo propio en un -9,49 por ciento, pasado de los 1.535,3 millones de 2019 hasta los 1.389,6 millones con los que ha conseguido cerrar 2020.

Estas ligeras caídas no obstante no han impedido a la compañía mejorar su flujo de caja neta. Que aumenta en 342 millones de euros tras pasar de los 4.562 hasta los 4.904 millones de euros.

“La solidez de nuestros resultados refleja tanto el atractivo de nuestras colecciones como la agilidad de nuestro modelo de negocio basado en lo artesanal”, se encargaba de resaltar Axel Dumas, presidente ejecutivo de Hermès, a través de un comunicado. “Estoy orgulloso del trabajo realizado por todos los empleados de Hermès”, añadía, “que han demostrado valentía, solidaridad y compromiso, y doy las gracias igualmente a nuestros clientes por la fidelidad que nos han mostrado en todo el mundo”.

Repunte de la recuperación en el cuarto trimestre

Como principal causa de sus caídas en ventas y beneficios, desde la firma de lujo francesa apuntan abiertamente a la caída del turismo. Con una más que menor disminución de los flujos internacionales que sin embargo, destacan, la compañía supo compensar gracias a la fidelidad de sus clientes y al fuerte incremento de sus ventas en el canal online.

Pormenorizando las etapas por las que ha atravesado la firma a lo largo de este complicado ejercicio de 2020, las ventas de Hermès llegaban a caer hasta un -24 por ciento durante el primer semestre de ejercicio, agudizadas especialmente por un segundo trimestre en el que llegaban a hacerlo en hasta un -41 por ciento. Caídas que sin embargo no impedían a la firma esquivar las pérdidas, y que comenzarón nuevamente a despuntar a partir del segundo semestre. Especialmente a lo largo de, después de un tercer trimestre impulsada por los mercados asiáticos, un cuarto trimestre en el que crecían a un ritmo del +16 por ciento.

Crecimiento de las ventas en el canal online

En cuanto al comportamiento de la firma de lujo por canales de distribución, las ventas en su red de retail, la cual la compañía ha continuado desarrollando con la apertura de nuevos puntos de venta, cayeron un -2 por ciento. Compensadas en gran medida por un extraordinario cuarto trimestre en el que mostraron un crecimiento de hasta el +21 por ciento, impulsadas por mercados como Asia y Japón.

Unas cifras que sirvieron para compensar la caída del -32 por ciento de las ventas recogidas en el canal mayorista, el más expuesto a los cambios de flujos turísticos a los que ya señalaba la multinacional. Que igualmente apostaba por el canal online y en su avance hacia la integración de soluciones omnicanales para corregir parte de la caída de las ventas. Un éxito que, asegura, se vio confirmado con el aumento de las ventas online en todas las regiones y la continua expansión de su plataforma de e-commerce en distintos mercados de Asia y Oriente Medio.

Del repunte en Asia y las agudizadas caídas en América y Europa

Mientras tanto, por mercados, de Asia se destaca el increíble aumento de las ventas de hasta un +47 por ciento durante el último cuarto trimestre del ejercicio, impulsadas de manera especial por China, Corea y Australia. Un crecimiento que igualmente se veía reflejado en Japón, mercado que cierra con una caída del -4 por ciento, tras un último cuarto trimestre en el que las ventas se mantenían creciendo a un ritmo del +14 por ciento.

Frente a estas buenas tendencias experimentadas en la región de Asia-Pacífico, en America las ventas cierran con una caída del -21 por ciento, mostrando una recuperación a partir del segundo semestre y con un leve crecimiento en el cuarto trimestre. Mientras que en Europa se mantienen en una caída del -20 por ciento, con un mercado francés que lo hace por su parte en un -29 por ciento, penalizadas por las continuas restricciones a la actividad comercial que continúan vigentes en gran número de países europeos.

Gran demanda en joyas y de las colección de hogar

En cuanto a las principales líneas de negocio de la compañía, la principal sigue siendo la de artículos de piel y marroquinería, con unas ventas que caen un -6 por ciento, hasta los 3.209,2 millones de euros. Seguida de las colecciones de moda y accesorios (1.408,9 millones y caída del -10,5 por ciento), de las de seda y textiles (452 millones y caída del -23,7 por ciento), las de joyería y artículos para el hogar (642,6 millones y crecimiento del +22,4 por ciento), perfumería (263,2 millones y bajada del -19,2 por ciento) y de las colecciones de relojería (195,9 millones y subida del +1,3 por ciento). Encargándose de completar sus cuentas un capítulo de “otros productos” asociados a la compañía, con los que logra sumar 217,7 millones de euros, un -15,7 por ciento menos que en 2019.

A la caza de proyectos estratégicos y un bono de 1.250 euros para cada empleado

De cara al presente ejercicio de 2021 en el que se encuentra ya inmersa la compañía, desde Hermès estiman que este continúe viéndose afectado por la pandemia de Covid-19. Siendo en este sentido sus efectos “difíciles de evaluar”, al tratarse de una pandemia cuya duración y alcance geográfico “evoluciona todos los días”. Dificultades todas ellas que la compañía tiene previsto poder sortear como hasta la fecha, de la mano de su modelo comercial basado en la artesanía y la buena fidelización mostrada por sus clientes. Pilares que llevan al Grupo a confirmar que logrará alcanzar sus objetivos de crecimiento a medio plazo.

En este mismo sentido, desde Hermès avanzan que al cierre de 2020 contaban con un flujo de caja libre de 995 millones de euros, tras haber aprovisionado 448 millones que destinará a la búsqueda de “proyectos estratégicos”. Un aspecto que denota la buena situación con la que cuenta el Grupo en estos momentos, y de la que igualmente ha decidido hacer partícipes a sus empleados.

Detallando este capítulo, a pesar de las difíciles incertidumbres del último ejercicio Hermès aumentó su plantilla en 1.183 empleados, más de la mitad procedentes de su adquisición del Grupo J3L, proveedor histórico de Hermès. Incorporaciones que llevaban a la compañía a cerrar 2020 con una plantilla de 16.600 trabajadores, de los cuales 10.383 lo están en sus centros, tiendas y oficinas ubicadas en Francia. Empleados todos ellos a los que el Grupo abonará a los largo de este 2021 un bono de 1.250 euros por su compromiso durante la pandemia. Periodo durante el cual la compañía mantuvo todos los puestos de trabajo y el salario base de todos sus empleados mediante sus propios recursos, sin tener que recurrir para ello a las ayudas gubernamentales.

Photo Credits: Hermès, fotografía de archivo.