(Publicidad)
(Publicidad)

Las acciones de Urban Outfitters Inc. alcanzaron un mínimo de precio de ocho años a principios de este verano, apenas alcanzando 16 dólares por acción. Fuentes del mercado exponen las opciones para el minorista de ropa para adolescentes en el corto y mediano plazo, considerando desde la privatización de la compañía como un cambio de dirección en la empresa.

El minorista con sede en Filadelfia ha publicado recientemente sus ventas en tiendas comparables mediante una comunicación oficial al regulador, la 10-Q trimestral. En dicha comunicación, el minorista reconoce que "Hasta ahora, durante el segundo trimestre del año fiscal 2018, las ventas netas del segmento minorista comparable se han mantenido en el rango alto de un dígito negativo".

A pesar de que la acción ha logrado mejorar esta semana, rebotando hasta rozar los 19 dólares por título, los inversores están haciendo preguntas sobre el desempeño de la compañía en el largo plazo, según destaca el equipo de análisis de Zacks. Las opciones que baraja el mercado van desde un potencial cambio en el liderazgo de la marca hasta una posible privatización o incluso, una venta a un grupo rival, dado que su valoración bursátil se ha reducido hasta los 2.000 millones de dólares convirtiéndola en un blanco atractivo para otros pesos pesados del sector.

"Los ejecutivos han hablado de abrir tiendas más grandes, porque si las categorías de belleza, hogar y ropa interior son en las que están gastando los consumidores - no en ropa - necesitan una tienda que atienda esa demanda. Podrían incluso poner un restaurante o una cafetería en los establecimientos para impulsar el tráfico ", resumió a principios de este mes en un informe de mercado el analista de RBC Capital Markets Brian Tunick.

El precio de las acciones del minorista ha caído alrededor delo que va de año, más que el de otras tiendas de ropa, muy afectado por la presión de otros sitios de comercio electrónico (cerca de 33 por ciento de las ventas de Urban Outfitters se realizan en línea) y el descenso del tráfico en sus tiendas físicas. Expertos de mercado señalan otros factores complementarios en este proceso, incluyendo descuentos y promociones más débiles de lo esperado; malos resultados de ganancias y ventas del primer trimestre, y una perspectiva de negocio más baja para el segundo trimestre.

A fecha de 30 de abril, la compañía operaba 242 tiendas Urban Outfitters, 225 tiendas del Grupo Anthropologie, 130 tiendas Free People y 12 restaurantes.