La parisina de los años 1960 regresó con fuerza este martes en el desfile de Chanel, marcado por la intrusión de una espontánea que se coló entre las modelos y fue emplazada por la top Gigi Hadid a bajarse de la pasarela.

Sobre los típicos tejados de París, recreados para la ocasión en el museo Grand Palais de París, las modelos salieron como es habitual al término del desfile para presentar nuevamente la colección.

Pero entonces, una mujer entre el público, con un traje chaqueta de tweed, botines, sombrero y bolso, se precipitó sobre la pasarela y se puso a desfilar con las manos en la cintura.

Las modelos que iban detrás siguieron andando imperturbables. La espontánea recorrió buena parte de la pasarela y finalmente fue la top estadounidense Gigi Hadid, que participaba en el desfile, quien la emplazó a bajarse, rodéandola con el brazo.

Si bien pocos invitados entre el público parecieron percatarse de la situación, dado que la mayoría estaba grabando el desfile con sus teléfonos móviles, Vanessa Friedman, crítica de moda del New York Times, colgó las imágenes en su cuenta de Twitter y en seguida empezaron a compartirse en la red social.

"No estaba premeditado"

"No estaba premeditado", declaró a la AFP una portavoz de Chanel, quitando hierro al asunto. "No vamos a hacer un drama con ello", agregó la portavoz, explicando que la mujer fue "escoltada luego hasta la salida por el personal de seguridad".

Entre los invitados a los desfiles de Chanel suele haber estrellas, dirigentes empresariales y conocidos críticos de moda. Para entrar se necesita una invitación y un carné de identidad.

En esta ocasión, la rapera estadounidense Cardi B, la estrella del K-Pop Jennie y la jefa de redacción de Vogue Anna Wintour figuraron entre los invitados.

La colección para la próxima primavera-verano que presentó la directora artística Virginie Viard estuvo marcada por la nostalgia de la parisina de la década de 1960.

Viard, que tomó las riendas de la firma tras la muerte de Karl Lagerfeld en febrero pasado, apostó por presentar mil y una versiones de la clásica chaqueta de tweed, queriendo imprimir un estilo sofisticado y femenino.

En esta Semana de la Moda, también Celine recuperó la figura de la burguesa parisina para su nueva colección. Propuso "jeans" y pantalones culotte típicos de los años 1970 que se combinan con blusas con lazada y gafas de aviador oscuras.

Su director artístico, el influyente diseñador francés Hedi Slimane, dijo querer definir así a la "parisina neoburguesa", que luce un estilo 'punk' y apuesta por la "radicalidad".

El maratón de desfiles de prêt-à-porter finaliza este martes, con el pase de Louis Vuitton en el patio del museo del Louvre. Pero su director artístico, el estadounidense Virgil Abloh, estará ausente debido a que decidió retirarse temporalmente de la primera línea, después de que los médicos le diagnosticaran un gran cansancio.(AFP)

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO