• Inicio
  • Noticias
  • Retail
  • Michaël Azoulay, fundador de American Vintage: “Lo más difícil ha sido concienciar a los clientes de que estos productos van a requerir mayor mantenimiento”

Michaël Azoulay, fundador de American Vintage: “Lo más difícil ha sido concienciar a los clientes de que estos productos van a requerir mayor mantenimiento”

Por Sandra Bódalo Munuera

18 de noviembre de 2021

Retail |ENTREVISTA

Madrid - American Vintage es la marca que fundó Michaël Azoulay hace más de quince años. Desde entonces, el empresario ha sabido conjugar como nadie el chic francés con el casual americano. “Los franceses son más románticos, más sensibles, viven más la emoción; mientras que los americanos son más primarios, más cool, están más a gusto con la cultura de la camiseta y del desteñido”, explica Azoulay. Su marca —que cuenta con más de 155 tiendas en todo el mundo y más de 20 puntos de venta en España — se mueve como pez en el agua entre estos dos mundos, a lo que además han añadido “el estilo cosmopolita de Marsella”, la ciudad que la vio nacer. Un estilo ya icónico para muchos y muchas, y al que se le une una nueva —aunque no tan nueva— preocupación: la sostenibilidad.

Con cada colección, la cantidad de prendas eco se ha ido incrementando hasta duplicar el porcentaje de referencias sostenibles de un año para otro. Un cambio más que necesario, ya que la moda es la segunda industria más contaminante del planeta según Naciones Unidas. “La empresa nació en 2001 y la marca en 2005, por lo tanto, no hemos crecido con este cambio y esta revolución, pero nos adaptamos. Intentamos hacer las cosas con el tiempo y la dedicación necesarios, y siempre de forma sincera y auténtica de cara al producto, el medioambiente, los clientes y los empleados”, añade su fundador. Con sus viajes a Estados Unidos como fuente de inspiración, la clásica camiseta de algodón fue el punto de partida de esta firma francesa hasta alcanzar su diseño insignia: algodón perchado, con bordes enrollados, sin dobladillo para obtener esa caída loose tan característica. Y en este camino hacia la sostenibilidad que empezó con su colección SS19, el algodón orgánico cada vez tiene más presencia en sus diseños. Camisetas, sudaderas, vestidos, chaquetas... confeccionados con esta materia prima cultivada en un suelo sin usar ningún insecticida o herbicida durante los últimos tres años.

Camisetas de American Vintage confeccionadas en algodón orgánico

Ante la pregunta de cuál ha sido el mayor desafío a la hora de llevar a cabo una transformación de estas características, su fundador no tiene dudas: “el mayor desafío han sido nuestros jerseys. Partimos de materias muy sensibles, finas y frágiles”, y los procesos de producción o de tintado eran muy complejos. Los hilos, al ser tan delicados, se pueden romper durante su confección, aunque lo más difícil, asegura, “ha sido no confundir ‘fragilidad’ con ‘mala calidad’ y, sobre todo, concienciar a los clientes de que estos productos van a requerir de un mayor mantenimiento, tomar precauciones en la forma de lavarlos, secarlos, plancharlos…”. Un proceso de continuo aprendizaje que les ha llevado a recibir malas críticas sobre la calidad de sus productos. Sin embargo, a día de hoy, ya han logrado “utilizar el hilo correcto, así como desarrollar la maquinaria, agujas, lavados y tintes más adecuados. Y nuestros clientes han aprendido a querer estos productos y a conservarlos”, añade Azoulay.

American Vintage

“Lo más difícil ha sido no confundir ‘fragilidad’ con ‘mala calidad’ y, sobre todo, concienciar a los clientes de que estos productos van a requerir de un mayor mantenimiento, tomar precauciones en la forma de lavarlos, secarlos, plancharlos…”

Michaël Azoulay, fundador de American Vintage.

Materiales reciclados y tintes vegetales

El uso de materiales reciclados es otro de los principales pilares de su vocación sostenible. Desde hace dos temporadas, se emplean “tejidos reciclados que se trituran y devuelven al estado de fibras, para posteriormente volverlos a hilar y transformar en telas o punto para dar lugar a una nueva prenda”, aseguran desde American Vintage. Una forma de proceder que pronto será obligatoria, ya que la futura Ley de Residuos, que está previsto que entre en vigor en el primer trimestre de 2022, prohibirá al sector textil destruir los tejidos y obligará a reutilizar la el excedente pagando una “ecotasa” para contaminar menos.

Materiales que dan carácter a la prenda y cuyo impacto ecológico es mucho menor. Un carácter vintage como abanderan desde su creación y que también se encuentra en su línea vegiflower, en la que sus prendas están teñidas con pigmentos vegetales procedentes de plantas, semillas y flores. “Es un proceso que sólo utiliza elementos naturales durante la creación del color, sin elementos químicos, que permiten obtener esos sutiles tonos pastel, que hacen que cada prenda sea única”, señalan desde la compañía. Un savoir faire que ya compartieron hace unos años con los asistentes del Festival Internacional de Moda, Fotografía y Accesorios de Moda de Hyères a través de talleres sobre tintados vegetales.

Su colección denim con tecnología Dry Indigo emplea un 0% de agua

Una colección denim sostenible made in Spain

Pero sin duda, la mayor apuesta de este Otoño/Invierno para American Vintage ha sido su colección de vaqueros, concretamente, los jeans Orywood producidos con la ecotecnología Dry Indigo. Tejidos Royo, con sede en Valencia, es la empresa textil que está detrás de esta tecnología que permite teñir el denim sin utilizar ni una gota de agua. Diez años de investigación e innovación que han conseguido reducir los químicos necesarios al 89 por ciento, el uso del agua al 100 por ciento y un ahorro energético del 65 por ciento. Medidas ecoresponsables que seguro que las marcas de moda empezarán a implementar, tras las medidas anunciadas en la cumbre sobre el cambio climático, COP26, celebrada en la ciudad de Glasgow (Escocia).