Nueva York - La temporada de lluvias de este año, inusualmente larga y fría, ha reducido substancialmente la demanda de ropa, muebles y otros bienes en Japón, según indican expertos de mercado.

Fuentes citadas por Bloomberg señalan que el clima inusual para estas fechas está afectando las ventas. Por ejemplo, un portavoz de Shimamura Co., una cadena de tiendas de ropa asequible, informó la semana pasada de que sus ventas comparables para el periodo finalizado el 20 de julio cayeron un 18 por ciento respecto al año anterior. Desde la cadena minorista lo achacan a que muchos de sus clientes acuden a sus tiendas en bicicleta en lugar de conducir, por lo que los días lluviosos tienden a tener un impacto descomunal en sus ingresos.

Hasta ahora, Tokio solo ha registrado unas 44 horas de luz en julio, rozando mínimos históricos, según los datos manejados por la Agencia Meteorológica de Japón, cuyos registros cubren desde 1890 hasta la fecha.

Crece el impacto del cambio climático y la estacionalidad en las ventas textiles

En la misma línea, Michael Allen, analista de Jefferies, señala que los minoristas de Japón, especialmente el grupo propietario de Uniqlo Fast Retailing Co., son sensibles a las tendencias climáticas estacionales, por lo que se espera que las ventas mensuales sean más débiles cuando empiece la temporada de anuncios corporativos la próxima semana.

"Es probable que todos los minoristas de ropa hayan sufrido", escribió Allen en un informe de mercado, agregando que la temperatura promedio del 1 al 25 de julio fue de 22.7 grados Celsius, en comparación con los 28.3 grados del año anterior.

Sumándose a la preocupación del mercado, Right On Co., una compañía de ropa japonesa, reportó una disminución del 5,9 por ciento en las ventas comparables para el periodo finalizado el 20 de julio, lo que indica una débil demanda de ropa de verano.

United Arrows, que opera más de una docena de marcas de moda, podría haber evitado el efecto del clima, ya que una quinta parte de sus ventas se generan en línea, dijo una portavoz de la compañía, según informó el 'Taipei Times'. Algunos clientes compran artículos de moda antes del otoño, independientemente de la temperatura, agregó.

"Si bien el tráfico de clientes en las tiendas físicas de empresa de ropa podría verse afectado por la temporada de lluvias en julio, los compradores probablemente pasaron a comprar en línea", dijo la analista de Bloomberg Intelligence Catherine Lim. "El impacto en las ventas generales para las empresas más grandes con una plataforma de comercio electrónico establecida, como Fast Retailing, podría ser menos severo", concluyó Lim.

Imagen: Tienda Uniqlo, web oficial de Uniqlo, Fast Retailing

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO