• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • El Corte Inglés allana el camino para lanzar su propio “token”, mucho más que una criptomoneda virtual

El Corte Inglés allana el camino para lanzar su propio “token”, mucho más que una criptomoneda virtual

Por Jaime Martinez

11 de mayo de 2021

Empresas

Photo Credits: El Corte Inglés.

Madrid – Siguiendo con la estrategia a favor de la diversificación de la que el Grupo de grandes almacenes español ha sabido tan bien convertir en sinónimo de su modelo de negocio, El Corte Inglés estaría allanando el camino para contar con su propia criptomoneda. Un extremo para el que la compañía presentaba, a mediados del pasado mes de marzo, ante la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO), y a través de la firma JM Toro, la documentación necesaria para el registro de las marcas “Bitcor” y “Bitcor El Corte Inglés”.

En ambos casos las marcas, una vez completado el proceso de registro, pasarán a ser propiedad intelectual del Grupo de grandes almacenes. Cuyo equipo legal ha solicitado su inscripción como marcas cuya actividad deberá de enmarcarse dentro de la catalogación 36 de la clasificación de Niza (NCL). Epígrafe reservado, así lo establece la normativa de la propia EUIPO, a aquellas compañías dedicadas a ofrecer Servicios financieros; Transacciones financieras relacionadas con el intercambio de moneda y a la Compraventa de divisas.

Bitcor, ¿criptomoneda o token?

Atendiendo a la naturaleza del propio nombre de “Bitcor”, y sumando a ella antecedentes como la presente moda por las criptomonedas, todo parecería anunciar que efectivamente desde El Corte Inglés estarían preparando el lanzamiento de su propia moneda virtual con base en la tecnología blockchain. Teniendo así pues como principal finalidad la de sumar de este modo “Bitcor” a un catálogo de divisas del que ya forman parte desde Bitcoin, la primera de las monedas de estas características que entró en funcionamiento, a Litecoin, Ehterum, Ripple, Dogecoin o, con más o menos discusión, el Petro venezolano.

Frente a este, a todas luces, ambicioso objetivo, también encontraríamos, y además de una manera mucho más factible, el que desde El Corte Inglés no se estén limitando a crear una criptomoneda virtual, sino que se encontrarían asentando las bases para la creación de su propio “token”. Una solución que si bien comparte ciertos aspectos con el concepto de criptomoneda, trasciende más allá de esa idea por ser una divisa virtual al uso, deviniendo en un concepto mucho más amplio y con una multitud de aplicaciones prácticas. Algunas de las cuales serían además de especial interés para la compañía española, dentro de su estrategia por abrir nuevas vías de financiación al margen de los cauces tradicionales y de su objetivo de transformar sus estructuras financieras en un potente brazo de financiación. Metas para las que de manera paralela a estos primeros pasos en la creación de “Bitcor”, y como ya anunciamos en su día desde FashionUnited, desde la compañía presidida por Marta Álvarez ya trabajan con la mirada puesta en crear un banco propio de servicios financieros.

En cualquier caso, y tal y como adelantaban fuentes cercanas a la compañía al medio económico CincoDías, El Corte Inglés no contaría en estos momentos con ningún plan inminente para poner en funcionamiento algún tipo de actividad bajo el paraguas de cualquiera de las dos marcas. Limitándose a señalar que el registro de “Bitcor” y de “Bitcor El Corte Inglés” resulta de una acción meramente preventiva dirigida a reservar su denominación para futuros proyectos de ámbito financiero.

Los “tokens”, mucho más que una criptomoneda

En cuanto al tema que atañe a estos nuevos instrumentos financieros, el actual mundo de las criptomonedas y de las divisas virtuales, como Bitcoin, no serían nada más que “el principio de toda una revolución cuyo segundo paso bien podría ser los ‘tokens’”, se encargan de explicar desde el departamento de comunicación del BBVA.

Estos “tokens”, añaden, no serían en realidad “otra cosa que un nuevo término para una unidad de valor emitida por una entidad privada”. Una “ficha” que comparte semejanzas con el concepto de criptomoneda, en cuanto a que “tiene un valor aceptado por una comunidad y se fundamenta en blockchain”, pero que “a la vez es un concepto más amplio”, subrayan desde la entidad financiera. “Es más que una moneda”, detallan, “ya que tiene más usos”, pudiendo servir en su caso desde “para otorgar un derecho”, como “para pagar por un trabajo”, así “como incentivo, como puerta de entrada a unos servicios extra o a una mejor experiencia de uso”. En definitiva, adoptando el sentido, la profundidad y el valor con los que decida otorgarle el responsable de su diseño.

Aunque este proceso de tokenización de la economía se encontraría todavía en una fase inicial, desde la entidad financiera ya señalan a que su desarrollo podría terminar generando distintos efectos de sustitución de prácticas financieras tradicionales, como las que está comenzando a provocar las denominadas “ICOs” (Ofertas Iniciales de Moneda). Una forma de financiación empresarial, que podría de resultar de especial interés además dentro de esa política financiera, que anunciábamos, están siguiendo desde El Corte Inglés, en la que “en vez de una ronda de financiación tradicional, o incluso una OPV, la empresa ofrece al mercado no acciones sino ‘tokens’, y sus inversores pagan con monedas digitales, como ‘bitcoin’”, todo “a través de blockchain”. Una modalidad que “se está convirtiendo en un método de financiación que alcanza cifras importantes”, remarcan desde el BBVA, como demostraría el que ya “entre marzo de 2016 y marzo de 2017” distintas startups llegaron a recaudar “más de 300 millones de dólares mediante ICOs”.