• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Gap vuelve a beneficios y eleva ventas pese a su duro “revés” en Europa

Gap vuelve a beneficios y eleva ventas pese a su duro “revés” en Europa

Por Jaime Martinez

18 nov. 2022

Empresas

Photo Credits: Prendas de la línea infantil de Gap con la característica sudadera con el nombre bordado de la cadena. Gap, página oficial.

La multinacional de la moda estadounidense el Grupo Gap, compañía líder de la industria a escala global desde su posición como compañía matriz de las firmas y cadenas de moda Gap, Old Navy, Banana Republic y Athleta, acaba de hacer públicos los resultados financieros obtenidos por la compañía durante el tercer trimestre de su actual ejercicio fiscal de 2022. Periodo de trece semanas finalizado el pasado 29 de octubre, durante el que la compañía logró superar holgadamente los malos resultados obtenidos hace ahora un año, ya no solamente elevando ligeramente sus niveles de facturación, sino volviendo nuevamente a la rentabilidad y a un beneficio en positivo, que no había llegado a tocar en todo lo que llevamos de ejercicio.

Entrando a poner en negro sobre blanco las cuentas de la compañía, desde Gap informan de los resultados de un tercer trimestre de ejercicio que la compañía ha comprado registrando unas ventas netas por valor de 4.039 millones de dólares. Cantidad un +2,43 por ciento superior a los 3.943 millones de facturación registrados hace ahora un año, así como igualmente un +1,13 por ciento más que con respecto a los 3.994 millones del mismo periodo de 2020, y un +1,03 por ciento más que en relación a los 3.998 millones de dólares en ventas registrados durante el mismo periodo de 2019; último ejercicio que llegó a completarse al margen de la pandemia.

Mientras tanto, y en el terreno de la rentabilidad, tras haber logrado superar la barrera de esos 4.000 millones en ventas que no había vuelto a sobrepasar en un tercer trimestre desde 2018, la multinacional ha cerrado el trimestre registrando un beneficio neto por valor de 282 millones de dólares. Cantidad muy superior a las pérdidas de hasta -152 millones en las que llegó a incurrir durante el mismo periodo de 2021, y muy superior al beneficio de 95 millones del de 2020, y manteniéndose igualmente un +101,43 por ciento por encima del beneficio de 140 millones de dólares que llegó a recoger durante el mismo periodo de 2019.

“Tengo la profunda convicción de que contamos con una cartera de marcas icónicas que adoran nuestros clientes, impulsada por la confianza en nuestra plataforma para impulsar el apalancamiento y una economía de escala, y confío en la capacidad del equipo para lograrlo”, entraba a destacar Bob Martin, presidente ejecutivo y director ejecutivo interino del Grupo Gap, a través de unas declaraciones hechas públicas por la propia compañía. “Hemos centrado nuestro enfoque en llevar a cabo aquellas ejecuciones que nos permitan optimizar la rentabilidad y el flujo de caja, estamos aportando una mayor rigurosidad a nuestras operaciones, y equilibrando nuestro stock en respuesta a la demanda de nuestros clientes”. No obstante, “si bien nuestros esfuerzos están empezando a mostrar los primeros signos de mejora”, añade Martin, “tenemos claro que todavía hay mucho trabajo por hacer para cumplir con aquello que nuestros clientes, empleados y accionistas esperan de Gap”.

Caída de más de un -30 por ciento en Europa

Analizando el comportamiento experimentado por la compañía a lo largo de este tercer trimestre del año, por marcas, Old Navy siguió posicionándose como la principal marca del Grupo por volumen de negocio, registrando unas ventas totales que ascendieron desde los 2.105 a los 2.137 millones de dólares (+1,52 por ciento). Seguida en esta relación por la marca Gap, con unas ventas que pasan de los 1.039 a los 1.041 millones de dólares (+0,19 por ciento); de una Banana Republic en las que crecen desde los 479 a los 517 millones de dólares (+7,93 por ciento); y finalmente de una Athleta en la que las ventas crecen desde los 320 hasta los 340 millones de dólares (+6,25 por ciento).

Mientras tanto, y por mercados, Estados Unidos sigue posicionándose como la principal fuente de ingresos de la multinacional, con unas ventas que pasan de los 3.302 a los 3.404 millones de dólares (+3,09 por ciento). En esta caso con Canadá como segundo mayor mercado, con unas ventas que no obstante disminuyen desde los 337 a los 333 millones de dólares trimestrales (-1,19 por ciento); mercado ya seguido en esta relación por Asia, con unas ventas que pasan de los 155 a los 157 millones (+1,29 por ciento); de Europa, con unas ventas que decrecen desde los 92 a los 61 millones de dólares (-33,7 por ciento); y finalmente por una suma de mercados menores en los que la compañía ha pasado de recoger 57 a 84 millones de dólares en ventas (+47,37 por ciento).

Perspectivas para el cierre de ejercicio

De cara ya a lo que resta de ejercicio, la compañía destaca que seguirán adelante en sus esfuerzos por equilibrar sus niveles de inventario y los costes de sus operaciones. Todo ello adoptando un enfoque “prudente” ante el previsible comportamiento incierto por parte de unos consumidores golpeados por los tensiones inflacionistas, y en lo que como respuesta lleva a la dirección de Gap a ofrecer una guía para el cierre del año mediante la que contemplan llegar a registrar unos niveles de venta que terminen decreciendo en el rango de un solo dígito de rango medio con respecto a los resultados de 2021. Contemplando igualmente llegar a cerrar el ejercicio en un nivel inventario inferior al del pasado año.

“Si bien nuestros resultados del tercer trimestre ponen en evidencia el progreso inicial que estamos logrando para reequilibrar nuestros surtidos y reducir nuestros niveles de inventario, seguimos adoptando un enfoque prudente a la luz del incierto comportamiento de los consumidores y de una cada vez mayor actividad promocional a medida que miramos hacia lo que resta del año fiscal 2022”, añadía por su parte Katrina O'Connell, vicepresidenta ejecutiva y directora financiera de Gap. “En el corto plazo, nos mantenemos enfocados en llevar a cabo las acciones necesarias para reducir el inventario, reequilibrar nuestros surtidos para satisfacer mejor las nuevas necesidades de los consumidores, administrar y reevaluar de manera activa nuestras inversiones, y a fortalecer nuestro balance”. “Si bien tenemos trabajo por hacer”, concluía en línea con lo expresado por Martin, “creemos que estamos dando los pasos correctos para posicionar a Gap lista para un crecimiento sostenible y rentable y para brindar un mayor valor a nuestros accionistas en el largo plazo”.

También te puede interesar:
GAP
RESULTADOS FINANCIEROS
tercer trimestre