LVMH resiste: reduce su deuda un 5 por ciento con una caída en ingresos del 27

Madrid – El holding empresarial francés LVMH, compañía especializada en el sector del lujo y matriz de firmas de moda tan conocidas como Louis Vuitton, Christian Dior, Loewe, Givenchy, Kenzo o Fenty, daba a conocer en el día de ayer sus resultados financieros respecto del primer semestre de su actual ejercicio de 2020. Periodo durante el que vio disminuir sus ingresos un 27 por ciento en comparación con el año anterior, hasta los 18.393 millones de euros. Al tiempo que hacía lo propio en relación al resto de sus principales indicadores, incluyendo una caída del -80 por ciento de su efectivo, hasta los 850 millones de euros. Bajadas que sin embargo no impedían que la multinacional lograse finalizar este difícil periodo de incertidumbre, generando como consecuencia de esta terrible pandemia por coronavirus, con una reducción de un 5,22 por ciento de su deuda financiera neta respecto del mismo periodo del pasado año, pasando de los 8.684 a los 8.230 millones de euros.

“LVMH ha mostrado una excepcional resistencia a la grave crisis sanitaria que el mundo comenzó a experimentar en el primer semestre de 2020”, explicaba Bernard Arnault, presidente y director ejecutivo de LVMH, a través de un comunicado. “Nuestras ‘Maisons’ han demostrado una notable agilidad a la hora de implementar medidas dirigidas a ajustar sus costes y acelerar el crecimiento de las ventas online. Y si bien hemos empezado a observar fuertes signos de crecimiento de la actividad desde el mes de junio, nos mantendremos muy vigilantes de cara al resto del año”. “Gracias a la fortaleza de nuestras marcas y a la capacidad de respuesta de nuestra organización”, añadía Arnault, “estamos seguros de que LVMH está en una excelente posición para aprovechar la recuperación, la cual esperamos que se confirme durante la segunda mitad del año, y para fortaleza nuestra posición de liderazgo en el sector del lujo durante este 2020”.

El sector de la moda: principal área de negocio de LVMH con una caída en ventas del -24 por ciento

Entre los aspectos más destacados que deja tras de sí para la compañía esta primera mitad de su actual ejercicio, está una caída de ventas que llegó a situarse en un -38 por ciento durante el segundo trimestre. Con una destacada caída de las ventas en Estados Unidos y Europa, frente a la creciente mejoría en Asia, y en especial de un fuerte repunte en China. Todo ello a la par que experimentaba un incremento más que significativo en el volumen de ventas a través del canal online, con el que lograba compensar parcialmente el duro impacto generado sobre sus cuentas durante los meses en los que su red comercial se vio temporalmente cerrada.

Por sectores, el de la moda continúa posicionándose, con unos ingresos que caen un -24 por ciento por valor de 7.989 millones de euros, como la principal área de negocios para la multinacional. Seguida de sus negocios en el sector minorista (-33 por ciento y 4.844 millones de euros), en perfumería y cosmética (-29 por ciento y 2.304 millones), vinos y licores (-23 por ciento y 1.985 millones) y, en última posición, su área de joyería y relojería (-39 por ciento y 1.319 millones de euros).

Louis Vuitton y Christian Dior: dos marcas refugio

Entrando en los aspectos más destacados de su área de moda y artículos de piel, esta caía como anunciábamos un 24 por ciento en sus cifras de ingresos durante el primer semestre de 2020. Un periodo que se veía especialmente agravado como consecuencia del cierre temporal de las tiendas del grupo en muchos de sus principales mercados de referencia.

A partir de las jornadas más aciagas de este semestres, el grupo comenzó a experimentar una fuerte recuperación en los volúmenes de ingresos en China durante el segundo trimestre. Una recuperación que desde mayo igualmente ha comenzado a registrar en Europa y en los Estados Unidos. Destacándose por parte de la multinacional el desempeño de firmas como Louis Vuitton, que completaba sus colecciones con el lanzamiento de nuevos productos y esta manteniendo unas niveles de rentabilidad “excepcional”; y De Christian Dior, que inauguraba una nueva boutique en la rue Saint-Honoré de París y presentaba nuevas colecciones junto al artista ghanés Amoako Boafo y protagonizaba un reciente desfile, a puerta cerrada, de su colección Crucero 2021 desde Lecce (Italia).

“Las otras marcas de moda, que se han visto más afectadas”, añaden desde LVMH, “continúan fortaleciendo su creatividad con el objetivo de aprovechar el gradual regreso a la normalidad”.

Un 2020 plagado de incertidumbres

De cara a lo que resta de ejercicio de 2020, la estrategia de LVMH se centrará en lograr preservar el valor de sus marcas y en una política de control del gasto y una mayor selección en sus inversiones. Rechazando en estos momentos, a causa de la creciente incertidumbre, el adelantar cualquier previsión para lo que queda de año.

“El impacto de la epidemia en los ingresos y los resultados anuales no puede evaluarse con precisión en este momento sin saber cuándo se producirá un regreso a la actividad comercial habitual en las diferentes áreas en las que opera el Grupo”, concluyen desde la multinacional francesa. Que “tras un segundo trimestre que se ha visto gravemente afectado por esta crisis”, únicamente espera que “la recuperación se materialice gradualmente a lo largo de la segunda mitad del año”.

En otro orden de cosas, la compañía anunciaba que la operación de adquisición de la firma estadounidense de joyerías Tiffany&Co se mantiene a la espera de la aprobación definitiva por parte de las entidades regulatorias. Mientras que la decisión sobre el pago de dividendos se adoptará durante la próxima Junta Directiva del mes de octubre.

Photo Credits: LVMH, página oficial.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO