• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Todo sobre el Índice Higg: una de las principales herramientas de medición de la sostenibilidad en la moda

Todo sobre el Índice Higg: una de las principales herramientas de medición de la sostenibilidad en la moda

Por Huw Hughes

12 nov. 2021

Empresas |ENTREVISTA

Imagen: SAC

A medida que aumenta la demanda de los consumidores e inversores por una moda más respetuosa con el medio ambiente, las marcas se enfrentan a la difícil tarea de medir sus credenciales ecológicas, lo que puede resultar caro, complejo y lento.

Una de las organizaciones que trata de resolver este problema es la Coalición de Ropa Sostenible (SAC, por sus siglas en inglés), una alianza de ONG y empresas que incluye a los gigantes de la moda Asos, Inditex y H&M. En 2011, la SAC lanzó el Índice Higg, un conjunto de herramientas para medir la sostenibilidad que algunos esperan que se convierta en el estándar de la industria de la confección.

¿Qué es exactamente el Índice Higg?

El Índice Higg comprende un conjunto básico de cinco herramientas que evalúan el rendimiento social y medioambiental de la cadena de valor y el impacto medioambiental de los productos en temas como el uso del agua, las emisiones de carbono y las condiciones laborales.

Hay dos herramientas centradas en los productos: El Índice de Sostenibilidad de Materiales de Higg (MSI de Higg) permite a los diseñadores y desarrolladores de productos evaluar y comprender los impactos de millones de posibles variaciones de fabricación, mientras que el Módulo de Producto de Higg (PM) mide los impactos de un producto de principio a fin, desde la elección de las materias primas hasta el final de su uso.

También hay dos herramientas basadas en las instalaciones: El Módulo Medioambiental de Instalaciones de Higg (FEM) evalúa una instalación a través de varias dimensiones como la energía y las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), el uso de agua y los afluentes, la gestión de residuos y los productos químicos. Por su parte, el Módulo Social y Laboral de las Instalaciones de Higg (FSLM) se centra en temas como las horas de trabajo, los salarios y las prestaciones, la salud y la seguridad, y el empoderamiento de las comunidades.

Y por último, para completar la cartera de herramientas, el Módulo de Marca y Comercio Minorista de Higg (BRM), evalúa los sistemas de gestión de una empresa, los productos, las cadenas de suministro, los envases, las tiendas minoristas, las oficinas, el transporte, y los centros de distribución.

Para saber más sobre el Índice Higg, lo que ofrece a la industria y cómo podría evolucionar en el futuro, desde FashionUnited hablamos con Jeremy Lardeau, vicepresidente del Índice Higg de SAC.

¿Cómo ha evolucionado el Índice Higg desde su creación?

El Índice de Higg ha evolucionado en los últimos 10 años y ha pasado de ser una única herramienta, el Índice de Sostenibilidad de Materiales de Higg, lanzado en 2012, al recientemente lanzado Módulo de Productos de Higg, que completa el Índice de Higg y proporciona una visión coherente y completa de los impactos en toda la cadena de valor.

Las herramientas del Índice de Higg han madurado hasta convertirse en ofertas completas y sólidas, listas para ser ampliadas, formando la base para comprender el rendimiento y mejorarlo con el tiempo, tanto para las empresas individuales como para el sector. Han ayudado a reducir la fatiga de las auditorías y a centrar el tiempo y los recursos en la mejora de las prácticas de gestión en lugar de en la preparación de auditorías.

¿Cuál ha sido su logro más reciente?

El SAC lanzó en mayo de este año la primera fase de nuestro programa de transparencia del Índice Higg, una herramienta para compartir públicamente datos sobre el impacto medioambiental de un producto, empezando por su contenido en materiales. El lanzamiento marcó un gran hito para nuestra organización y el sector, y es un primer paso hacia un enfoque coherente para la transparencia en todo el sector que ayudará a los consumidores a comprender mejor los impactos de los productos que compran, ayudará a las empresas a diferenciar sus productos en el mercado y contribuirá a estimular la innovación hacia productos más sostenibles en el futuro.

Amazon, H&M y Norrona fueron algunas de las primeras marcas en participar. Recientemente hemos dado la bienvenida al programa a Tommy Hilfiger y estamos preparando el anuncio de más socios en breve.

Muchas empresas de moda esperan que haya normas comunes en la industria para hacer un seguimiento de la sostenibilidad, ya que es costoso y complicado adherirse a varias medidas diferentes al mismo tiempo. ¿Cuántas empresas utilizan actualmente el Índice de Higg?

La base de usuarios del Índice Higg ha aumentado hasta 21.483 organizaciones en 119 países, y nuestros miembros cubren aproximadamente el 40 por ciento de la industria de la confección, el calzado y el textil para el hogar. En total, la plataforma de Higg cuenta con más de 45.000 usuarios, incluyendo cientos de marcas y decenas de miles de fabricantes.

Las credenciales de sostenibilidad de una prenda están limitadas por el grado de cuantificación de su impacto medioambiental y social. ¿Hay algo que el Índice de Higg no sea capaz de medir todavía?

Ningún sistema de medición es perfecto, por lo que mejoramos y desarrollamos continuamente nuestras herramientas a medida que nuestra comprensión y nuestros conocimientos científicos siguen evolucionando. Por ello, una de las principales fortalezas del Índice Higg es reunir a los participantes de toda la cadena de valor para continuar desarrollando y dando forma al futuro de cada herramienta, capturando las mejores prácticas y reflejándolas en nuestras herramientas.

En el caso de las herramientas de productos Higg, hay un factor adicional: la información debe ser medible a través de un marco de ACV (evaluación del ciclo de vida) para ser incluida. Por ejemplo, la liberación de microfibras (incluyendo los microplásticos) actualmente no puede ser cuantificada a través del ACV y por lo tanto no está incluida en el Índice de Sostenibilidad de Materiales de Higg y en el Módulo de Producto.

¿Qué cambios se introducirán en el futuro en el Índice de Higg? ¿Existen valores adicionales que podrá medir?

Uno de los mayores puntos fuertes de las herramientas es que han sido desarrolladas por expertos de la industria, por lo que han sido creadas para ser útiles y accesibles a aquellos que realmente las utilizarían. Estas herramientas seguirán evolucionando, a medida que la ciencia mejore y nuestra comprensión de los retos del sector se profundice, lo que nos permitirá apoyar a nuestros miembros y al sector, ahora y en el futuro.

Por ejemplo, estamos trabajando para ampliar el Programa de Transparencia de Higg en los próximos dos años, para incorporar datos medioambientales de las instalaciones a través del Módulo Medioambiental de Higg, datos de las operaciones de venta al por menor de la marca a través del Módulo de Marca y Venta al por menor de Higg. A finales de 2023, el programa se habrá ampliado para incorporar datos sociales de las instalaciones a través del Módulo Social y Laboral de Higg Facilities.

Esto lo convertirá en el primer sistema holístico para comunicar el rendimiento de la sostenibilidad a lo largo del ciclo de vida de un producto. El objetivo del SAC es que el cien por cien de nuestros miembros de marcas, minoristas y fabricantes tengan una calificación pública de rendimiento sostenible que sea creíble y de confianza para 2025.

El Índice de Higg se basa en la automedición de las marcas. ¿Qué les impide fingir sus credenciales de sostenibilidad?

El Módulo Ambiental de las Instalaciones de Higg, que es completado por las instalaciones, y el Módulo de Marcas y Minoristas de Higg, que es completado por las marcas y los minoristas, tienen dos componentes: el primero es la autoevaluación que el propietario de la evaluación (instalación o marca/minorista) completa. Una vez completada, si el propietario de la evaluación desea comunicar estos resultados de forma creíble a sus partes interesadas, puede acudir a la verificación por parte de un tercero de sus autoevaluaciones.

El SAC está trabajando continuamente para crear programas de verificación completos, creíbles y escalables para cada una de las herramientas del índice Higg con el fin de mejorar la precisión de los datos comunicados.

En la actualidad, el módulo medioambiental de Higg Facility, el módulo social y laboral de Higg Facility y el módulo de marca y comercio minorista tienen programas de verificación disponibles. El marco de cada programa de verificación consta de protocolos de verificación; orientación para la verificación; criterios y proceso de solicitud del verificador; y un proceso de garantía de calidad para asegurar la coherencia entre las verificaciones realizadas en todo el programa.

Parece un proceso bastante largo y complicado. ¿Tiene una idea de cuánto tiempo tardan de media las empresas en utilizar el Índice de Higg para medir su sostenibilidad? El tiempo que se tarda varía mucho entre fábricas, marcas y minoristas, en función de una serie de factores como la disposición y preparación de los usuarios. Sin embargo, un principio clave en la construcción de las herramientas es que pueden empezar siendo sencillas y cortas, para usuarios noveles que buscan una evaluación inicial, que pueden tardar unas horas en rellenar, y escalar a cuestionarios más largos y complejos para usuarios más avanzados que pueden tardar varios días o semanas en completar.

¿Podría darnos un ejemplo?

Nuestras herramientas de instalaciones y el módulo de marca y venta al por menor tienen versiones autoevaluadas y verificadas que pueden completarse. El primer paso para los usuarios es completar una autoevaluación de su rendimiento y una verificación. Una vez completada, pueden compartir los resultados de Higg con todos los socios de la cadena de suministro que deseen. Este proceso ayuda a fortalecer las relaciones y a construir la responsabilidad dentro de la cadena de valor global, y también apoya la reducción de la fatiga de la auditoría para las instalaciones. Esto permite a las empresas empezar a entender en qué punto de su camino hacia la sostenibilidad se encuentran de diferentes maneras.

Aunque la verificación de los datos presentados en el módulo medioambiental de las instalaciones de Higg, en el módulo social y laboral de las instalaciones de Higg y en el módulo de marca y venta al por menor no es obligatoria, se incentiva a través de los requisitos de afiliación al SAC lanzados este año, y cualquier información que se vaya a compartir públicamente, como las declaraciones dirigidas al consumidor, debe ser verificada.

¿Parece que está más dirigido a las grandes marcas que pueden permitirse el tiempo y el esfuerzo necesarios para realizar estas complejas mediciones? Si es así, ¿hay alguna forma de hacerlo más accesible a las marcas más pequeñas?

Las herramientas del Índice de Higg se han desarrollado para que sean aplicables y escalables en todo el sector y son accesibles para organizaciones que van desde las marcas pequeñas hasta las grandes. No se puede cambiar lo que no se mide y, por ello, la SAC anima a las empresas, ya sean grandes o pequeñas, a utilizar las herramientas del Índice de Higg para ayudarles en su camino hacia la sostenibilidad.

La SAC trabaja con sus miembros para apoyarlos en su camino hacia la sostenibilidad. A través de sus requisitos de afiliación, proporciona una hoja de ruta para que los miembros avancen a través de cuatro niveles: fundacional, progresivo, estratégico y líder. Para alcanzar el siguiente nivel, los miembros se adhieren a las mejores prácticas de adopción, verificación, transparencia e impacto utilizando el Índice Higg.

Recientemente han introducido los Perfiles de Sostenibilidad del Índice Higg. ¿Qué son y qué beneficios aportan al sector?

    El Perfil de Sostenibilidad del Índice Higg es un cuadro de mando coherente para revelar información sobre el impacto medioambiental de un producto. Las marcas podrán crear perfiles para productos específicos, que incluyen la siguiente información:
  • Una descripción general en texto del nivel de impacto ambiental del producto, y un gráfico adjunto en el que se compara su rendimiento con una línea de base convencional.
  • Detalles adicionales de rendimiento dentro de categorías de impacto específicas, como el calentamiento global, los combustibles fósiles, el uso del agua y la contaminación del agua.
  • Un perfil de sostenibilidad puede incluirse en la página de comercio electrónico de una marca o un minorista para ayudar a los compradores a tomar decisiones de compra más informadas. Todos los Perfiles de Sostenibilidad también están alojados en una sección pública de la plataforma Higg, en profiles.higg.com.

¿Qué es lo que no miden los perfiles de sostenibilidad y cuáles son sus planes para solucionarlo?

Como siguiente paso, el programa de Transparencia del Índice Higg se ampliará para incorporar los datos medioambientales y sociales de las instalaciones a través del Módulo Medioambiental de las Instalaciones de Higg, y el Módulo Social y Laboral de las Instalaciones de Higg, seguido de los datos de las operaciones minoristas de las marcas a través del Módulo de Marcas y Minoristas de Higg. El último paso será incorporar los impactos de los productos desde la cuna hasta la tumba mediante el uso del Módulo de Productos de Higg. Esto lo convertirá en el primer sistema holístico para comunicar el rendimiento de la sostenibilidad a lo largo del ciclo de vida de un producto.

El objetivo de la SAC es que el cien por cien de los miembros de nuestras marcas, minoristas y fabricantes tengan una calificación pública de rendimiento sostenible que sea creíble y fiable para 2025.

El índice de Higg ha recibido críticas en el pasado por el secretismo de su metodología para medir la sostenibilidad. Por ejemplo, la Comisión Internacional de la Sericultura (ISC) se quejó de que la seda estaba mal representada en el Índice de Sostenibilidad de Materiales de Higg. Una queja similar se hizo sobre el cuero. ¿Cuál es la respuesta de la SAC?

El Índice de Sostenibilidad de Materiales de Higg es una herramienta del conjunto de herramientas del Índice de Higg para la medición estandarizada de la sostenibilidad de la cadena de valor. Es una de las herramientas más evolucionadas del conjunto y se creó para ayudar a cambiar la industria a escala y se diseñó para evolucionar a medida que se disponía de nuevos datos. El único uso aprobado del Índice de Sostenibilidad de Materiales de Higg es la comparación dentro de las categorías de materiales. Por ejemplo, algodón orgánico frente a algodón convencional y poliéster reciclado frente a poliéster virgen. No está pensado para hacer comparaciones entre categorías de materiales.

La metodología y los datos de la Herramienta de Productos de Higg están construidos en torno a las prácticas estándar de evaluación del ciclo de vida y han sido revisados exhaustivamente por expertos independientes en ACV y utilizan las bases de datos y herramientas más avanzadas (GaBi). Esta información se proporciona de forma transparente y completa en la página web "How to Higg" e indicamos claramente la fuente de todos los conjuntos de datos de ACV utilizados para calcular los resultados dentro de las Herramientas de Productos Higg.

¿Han hablado con los productores de seda sobre sus preocupaciones?

El SAC invita continuamente a la acción colectiva y a la colaboración, comprometiéndose con las asociaciones de toda la industria, por ejemplo, la industria del cuero y del algodón, porque creemos que son las asociaciones de la industria las que tienen un conocimiento más profundo y acceso a la información primaria sobre sus respectivos tipos de materiales. Estamos en contacto y trabajando con el sector de la alpaca para actualizar y mejorar los datos del ACV de las fibras de alpaca. Sin embargo, el sector de la seda se ha negado sistemáticamente a comprometerse con nosotros a pesar de nuestros esfuerzos por colaborar.

El SAC lleva a cabo un proceso abierto que invita a las partes interesadas del sector a compartir nuevos datos en un esfuerzo por mejorar continuamente la información en la que los diseñadores y desarrolladores basan sus elecciones de materiales. Si hay datos verificables que muestren que los datos del Índice de Sostenibilidad de Materiales de Higg son incorrectos o están obsoletos, entonces agradecemos y alentamos absolutamente las presentaciones para que el Índice de Sostenibilidad de Materiales de Higg pueda ser actualizado. El SAC no es la fuente de ningún dato de ACV. Simplemente consolidamos los mejores datos de ACV disponibles en un solo lugar, y confiamos en los sectores de la industria y sus profesionales de ACV para los datos.

Este artículo fue originalmente publicado en FashionUnited.UK, y traducido y editado al español por Veerle Versteeg.

ÍNDICE DE HIGG
MODA SOSTENIBLE
Sustainable Apparel Coalition