La brasileña Rosalia Pereira tuvo dos razones para celebrar el jueves por la noche: su épico reencuentro con un amor de 40 años atrás y haber sido coronada la señora más hermosa de Sao Paulo en un concurso de belleza que premia a la tercera edad.

"Hoy es un día aún más especial por esto", dijo la mujer de 62 años tras ganar el concurso de belleza realizado en vísperas del Día de las Madres que Brasil celebrará el domingo.

"Participar, tener el valor de participar, es prueba de que la tercera edad está activa y es algo positivo porque alimenta la autoconfianza de todo el mundo", dijo Pereira a la AFP. En su edición número quince, el concurso fue organizado por un centro comunitario para la tercera edad en el noreste de la capital económica de Brasil. "Esto es parte de la inclusión social, lograr que las personas salgan de sus casas", dijo Nilton da Silva Guedes, director del Instituto de Geriatría y Gerontología de Sao Paulo. "Es un mundo diferente, personas de la misma faja etaria con problemas similares, personas que pueden conversar o intercambiar ideas, comprenderse y entender que las cosas no están tan mal", dijo.

Los organizadores designaron entre más de 100 participantes a 25 finalistas. El día de la final, bellezas esperanzadas de 62 a 77 años desfilaron ante una audiencia emocionada. "¡Ésa es mi madre!", gritó una joven apuntando a una mujer en la pasarela. Además de coronar a la mujer más hermosa, el concurso también premia a Miss Tímida, Miss Elegancia, Miss Sonrisa, Miss Simpatía y Miss Belleza.

Las ganadoras de la edición de 2017 entregaron sus bandas de forma fluida, a diferencia del año pasado cuando la reina saliente, Aureluce Gastao, realizó una inspección minuciosa de su sucesora y demoró en pasar la corona.

Con dos hijos, la administradora comercial Rosalia Pereia está familiarizada con la pasarela, habiendo ganado otro título en su barrio en 2016.

¿Pero de qué sirve la belleza sin el amor? Por eso, esta reina siente haberlo ganado todo. Su gran logro, dice, fue "redescubrir el gran amor de mi vida". Divorciada, recientemente reencendió una relación con su primer novio, luego de reencontrarlo a través de Facebook.

El jueves se cumplían 40 años de su primera cita, en tanto que han pasado 35 años desde que ella rechazó su propuesta matrimonial. "Yo era muy joven y él era incluso más joven. Después me arrepentí", dijo. Se reencontraron cuando ella tenía 60 años. "Al día siguiente me pidió matrimonio y me puso un anillo en mi dedo", contó. (AFP)

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO