La iniciativa Healthy Seas convertirá redes de pesca en textiles sostenibles

Los Ángeles - La iniciativa intersectorial creada para abordar el problema de la basura marina, Healthy Seas, ha realizado una misión en las Islas Eolias para recuperar redes de pesca perdidas. La labor contó con varios buzos, técnicos, voluntarios y pescadores, quienes ayudaron a rescatar más de 4 toneladas de redes de pesca fantasma, las cuales serán enviadas a una planta de reciclaje en Eslovenia y se transformarán en textiles sostenibles para diferentes firmas de moda alrededor del mundo.

Las redes fantasmas son redes de pesca que han sido perdidas, desechadas o abandonadas por pescadores en el medio marino. Estas redes son casi invisibles a la luz del día y pueden enredarse en arrecifes o flotar a la deriva en mar abierto, llegando a representar hasta un 10 por ciento del total de residuos plásticos en nuestros mares.

La iniciativa Healthy Seas convertirá redes de pesca en textiles sostenibles

Misión de buceo para recuperar redes de pesca perdidas

El proyecto para eliminar redes de pesca del medio marino fue organizado por Healthy Seas en cooperación con el Fondo de Preservación de las Islas Eolias (AIPF), Blue Marine Foundation (BLUE) y Ghost Fishing Foundation. A largo plazo tiene como objetivo contribuir a aumentar la conciencia y la responsabilidad de la comunidad local hacia la protección del medio ambiente marino.

Durante la misión, los buzos de Ghost Fishing recuperaron la red de pesca más grande de su carrera, la cual se dio como perdida hace 10 años después de una tormenta. La red, que pesaba casi 3 toneladas, estaba intacta y sorprendentemente limpia. Su retiro llevó días de inmersiones de preparación para asegurar su retiro de manera segura del fondo marino.

“La iniciativa Healthy Seas promueve la protección marina y reduce los desechos oceánicos, al tiempo que adquiere los materiales necesarios para crear nailon regenerado ECONYL® para textiles más responsables para la industria de la moda y las alfombras. Y, sin embargo, este es un esquema que va más allá de 'limpiar' y reciclar; se mueve hacia un diseño de circuito cerrado y un nuevo sistema más sostenible”, aseguró Giulio Bonazzi, presidente y director ejecutivo de Aquafil, compañía fabricante de textiles que recolecta y transforma desechos oceánicos y de vertederos en textiles sostenibles.

La iniciativa ha logrado recolectar 375 toneladas de redes de pesca de los mares y de la tierra, el equivalente en peso de 2 ballenas azules. En los últimos 5 años la iniciativa ha estado operando en países como: Reino Unido, Italia, Grecia, Países Bajos y Bélgica.

La iniciativa Healthy Seas convertirá redes de pesca en textiles sostenibles

Cooperación mano a mano

Con el fin de ayudar a sacar con seguridad las enormes redes hacia la superficie, un grupo de buzos y pescadores prestaron colaboración a la iniciativa y proporcionaron su bote para la recuperación de la red. La principal motivación de los voluntarios es crear conciencia dentro de la comunidad pesquera sobre el problema de las redes de fantasmas.

Para el proyecto no se utilizaron máquinas y todo el trabajo se realizó a mano, incluido el corte y la extracción de las redes. De vuelta en el puerto, los estudiantes de la escuela primaria local IC Lipari 1 y la escuela secundaria IC Santa Lucia no solo tuvieron la oportunidad de conocer a los buzos, sino que además pudieron participar en un programa educativo sobre redes de fantasmas y economía circular.

El fabricante de textiles Aquafil, patrocinante del evento, limpiará y combinará las redes de pesca con otros materiales de desecho de nailon. A partir de entonces el producto resultante podrá ser transformado en nailon regenerado ECONYL®, un material que es utilizado para la producción de prendas de vestir en las colecciones de diseñadores como Richard Malone.

La iniciativa Healthy Seas convertirá redes de pesca en textiles sostenibles

Efecto colateral: Especies en peligro

Cada año, aproximadamente 640.000 toneladas de redes de pesca se dejan en los mares y océanos. Como consecuencia se han encontrado diferentes especies enredados, sufriendo innecesariamente y, en muchos casos, muriendo. Algunas de las especies encontradas en esta situación cerca de las islas Eolias y en el mar Tirreno son los delfines nariz de botella, las tortugas bobas, los cachalotes y los meros oscuros.

La Coordinadora de proyecto en Healthy Seas, Veronika Mikos, explicó al respecto: “Nuestro equipo es un apasionado de la conservación marina y, gracias a su arduo trabajo y al apoyo de nuestros socios, hemos logrado avances significativos hacia la conversación marina dentro de las aguas europeas”.

“Nuestro objetivo final es evitar que las redes de pesca terminen en estos ecosistemas marinos en primer lugar. Al colaborar con las comunidades costeras locales y con las partes interesadas dentro de la industria pesquera, esperamos evitar la basura marina y crear conciencia sobre este problema global. Si no tomamos medidas urgentes ahora, corremos el riesgo de perder la biodiversidad de los entornos marinos y el futuro de nuestros océanos”, continuó Mikos.

Foto: Cortesía de ECO AGE.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO