Mango y su camino hacia una moda más responsable

Hace a penas un mes, la firma de moda española Mango lanzaba la tercera edición de su colección Committed. Con esta nueva línea, la empresa sigue desarrollando su compromiso con una moda más responsable y en esta ocasión han introducido tejidos como el tencelTM, lyocel, poliéster reciclado y algodón orgánico.

La tercera edición de su colección Committed fue lanzada el pasado mes de abril y cuenta con siluetas frescas y un toque bohemio. Esta colección forma parte del programa Take Action, en el que la compañía espera incrementar al 50 por ciento las piezas elaboradas con algodón de origen sostenible para el año 2022.

En este sentido, como parte de las uniones estratégicas de la firma, recientemente anunciaron la unión a Better Cotton Initiative. Una iniciativa que tiene como objetivo transformar la producción mundial del algodón y comercializar de manera generalizada un algodón de gestión sostenible. Beatriz Bayo, directora de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de la empresa, ha señalado que Better Cotton cuenta con más de 15 millones de productores distribuidos en 23 países.

Mango y su camino hacia una moda más responsable

Evolución de la colección Committed

La primera edición de la colección fue lanzada en febrero del 2017 y en octubre del mismo año se dio paso a la segunda edición. “Esperamos seguir avanzando en este sentido y realizar nuevas ediciones de esta colección en las que vayamos incorporando el uso de nuevos materiales” ha comentado Bayo a Fashion United.

Las dos primeras ediciones de la colección Committed, obtuvieron resultados positivos, según la directiva, quien además ha indicado que la colección está dirigida a aquellas personas comprometidas con los temas de sostenibilidad y que al mismo tiempo desean vestir una colección de moda.

Mango y su camino hacia una moda más responsable

Compromiso de Mango hacia la sostenibilidad

El programa Take Action, reúne todas las acciones e iniciativas tomadas por la empresa, para hacer un modelo de negocio más responsable con el ambiente y en el que sea posible el desarrollo sostenible de la marca en cada una de las áreas, por ejemplo la firma española tiene un nuevo concepto de tienda llamado “The Line”, el cual cuenta con sistemas de control de iluminación y sistemas de climatización optimizados, para reducir el consumo de energía cuando la tienda está cerrada.

Según Bayo, el compromiso de sostenibilidad va mucho más allá de la utilización de materiales ecológicos. La compañía analiza todas sus prendas para controlar el uso de sustancias nocivas para los clientes y para el medio ambiente. Sus datos concluyen, que el 100 por ciento de sus productos cumplen con los más estrictos estándares químicos de seguridad y salud.

Actualmente, la firma se encuentra desarrollando una herramienta propia para conseguir evaluar los porcentajes de agua utilizada en las fases de producción, de este modo podrán determinar cuáles son los procesos, prendas e instalaciones que consiguen ahorrar la mayor capacidad de agua. En este sentido, la directora de RSC ha concretado que la primera línea que se analizará es la producción de jeans, luego de obtener los resultados podrán llevar la herramienta al resto de las líneas.

Otros de los proyectos de sostenibilidad en que participa la empresa española es el proyecto Detox Greenpeace, el cual consiste en el análisis y evaluación de los procesos húmedos de producción para eliminar la liberación de sustancias químicas en el agua. "Desde el 2012, Mango ha colaborado con ONGs y laboratorios expertos para conseguir un muestreo de aguas de vertido en las fábricas de sus proveedores. Hasta la fecha se han analizado las aguas de Bangladesh, China, India y Turquía" ha explicado Bayo.

En el 2015, la compañía inició un proyecto piloto en la ciudad de Barcelona, llamado Second Chances. Donde colocaron unos contenedores en algunas tiendas para poder recolectar ropa y calzado usado. El objetivo era reciclar y reutilizar aquellos productos de la marca que son desechados y así contribuir con la economía circular y ayudar a reducir el residuo textil.

Otras de las soluciones ambientales desarrolladas por la empresa de moda están relacionadas con la compensación de emisiones de CO2. Desde la marca han informado que, anualmente se seleccionan varios proyectos que les permiten estimular el desarrollo sostenible y compensar las emisiones de CO2 en las zonas de producción.

Foto: Cortesía de MANGO.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO