WRC: Luxottica y su estrategia de adaptación al mercado

Madrid - En la última jornada del World Retail Congress que tuvo lugar ayer, Enrico Mistron Vicepresidente Ejecutivo de Luxottica, participó en una mesa redonda en la que expuso cómo la compañía de gafas ha reinventado su modelo de negocio para adaptarse a las exigencias del mercado y del consumidor.

Fundada en 1961 por Leonardo Del Vecchio, Luxottica comenzó fabricando monturas para otras marcas, después lentes, hasta que compró a otro distribuidor y comenzó con su internalización. En 2007 absorbió a uno de sus grandes competidores, Oakley, y en 2017 el fabricante francés de lentes Essilor, propietario de la marca Varilux, legó a un acuerdo con la empresa italiana para hacerse con una participación del 62 por ciento.

A pesar de ser el distribuidor de la mayoría de las marcas de lujo, en los últimos años han ido apareciendo nuevas firmas, de menos coste, que están cambiando en cierto modo la manera de consumir de este producto, con precios muy competitivos, y diseños de moda. Por este motivo entre otros, Luxottica se ha visto obligada a cambiar su modelo siguiendo algunas pautas:

WRC: Luxottica y su estrategia de adaptación al mercado

Adaptación del punto de venta

En un contexto en el que el consumidor está constantemente conectado, Luxottica ha seguido el ejemplo de las empresas de moda y está convirtiendo sus tiendas en lujosos escaparates en los que el cliente puede tener una experiencia única, con una atención cuidada y modelos personalizados: “Hemos convertido nuestras tiendas en showrooms. Antes teníamos toda la colección y eso hacía que el stock fuera muy alto. Ahora son showrooms con activos digitales. Tenemos únicamente 1500 referencias de un total de 20 mil y vamos rotándolas. Es una cuestión de agilidad para adaptarse al mercado”, comentó Enrico.

Un servicio excepcional

El término “experiencia”, tan repetido en este congreso, es otra de las variables fundamentales para Enrico: “Ahora los clientes son más sofisticados. No se trata únicamente de vender una montura y unos cristales, tienen que vivir un momento que pueda ser recordado. Evidentemente el producto es lo primero. Sin un buen producto, no hay nada que hacer pero, eso ya no es suficiente. Ahora el plato principal debe ir acompañado de una buena guarnición”.

Modelos únicos

En la búsqueda por diferenciarse y conseguir que el cliente se sienta especial, Luxottica apuesta por la personalización: “Queremos personalizar para todo el mundo. Puede sonar contradictorio pero, es así. Queremos que todos nuestros clientes se sientan especiales”, explicó Enrico.

Conectividad

Otra de las claves según Enrico, es aprovechar la interacción constante de los clientes a través de las redes. No solo con la empresa, también entre consumidores: “En un mundo en el que el cliente está siempre conectado, es muy importante escucharles porque pueden aportar una información vital para la empresa. También es crucial conocer las opiniones de la marca con su entorno. El boca a boca en la digitalización es muy poderoso”.

Photo Credits: Luxottica web, Fashionunited