La cadena francesa Kiabi prevé una gran expansión en los próximos años en España, lo que incluye llegar a finales de 2008 a las 48

tiendas, diez más que en la actualidad, anunció el director general de la firma en España, Cesar de Vicente.

La textil que se caracteriza por vender a bajos precios para toda la familia, facturó el año pasado en España 93 millones de euros, lo que supuso un crecimiento del 37 por ciento con respecto a 2006.

Kiabi, que ha anunciado su expansión mediante el sistema de franquicias, está integrado en el grupo Mulliez, al que también pertenecen, entre otras, Decathlon, Leroy Merlin y Alcampo. La empresa cuenta con 840 trabajadores en España y 6.578 en el resto del mundo.