El diseñador Christian Lacroix se ha pasado al diseño de interiores. Ha creado una coempresa con Abyaar en Oriente Medio.

El proyecto es de envergadura, ya que no son tiendas lo que quieren construir entre la casa de moda y el promotor inmobiliario, sino la construcción de una torre en Dubai.

La torre cuenta con treinta y ocho unidades, el edificio residencial se creará en uno de los barrios más elegantes del paseo marítimo de la ciudad. El modista francés creará toda la decoración de los lugares, desde la fachada a las habitaciones,pasando por el vestíbulo. Los espacios se adornarán con materiales únicos y la inconfundible firma del diseñador, para crear una buena aceptación en uno de los mercados emergentes que más interesan a las firmas de alta costura.