Eco-moda: la creciente tendencia en México

CDMX - Conocida con diferentes conceptos como moda sostenible, moda sustentable, moda ética o slow fashion, la tendencia de diseño y producción de moda amigable con el medio ambiente cada vez encuentra nuevos destinos para seguir creciendo. México es uno de los mercados emergentes con novedosos diseñadores y marcas que se unen a este movimiento de responsabilidad social y ambiental.

El concepto de moda sostenible consiste en elaborar las prendas finales con materiales que sean amigables con el medio ambiente y/o que se produzcan con métodos socialmente responsables. De esta manera, el compromiso que tienen las marcas va mucho más allá de realizar o respaldar iniciativas ambientalistas, sino que se vive desde el mismo producto que se elabora. Entre las características que destacan en este tipo de ropa se encuentran los textiles orgánicos, la compra de materias primas a través de comercio justo o de productores locales, el uso de fibras recicladas, o la reducción de la huella de carbono en el proceso de creación de una prenda, por mencionar algunos. No obstante, el proceso de crear moda realmente sostenible va aún más allá de la creación de las prendas finales, tiene que ver con cada eslabón de la cadena de producción, tomando en cuenta desde la materia prima y la manufactura, hasta el transporte y el almacenaje. Aunque no muchas de las marcas que se encaminan hacia esta tendencia han logrado llevar cada proceso hacia una manera amigable con el medio ambiente, el futuro se delinea con ese objetivo.

De acuerdo con la firma de consultoría, Green Strategy, recientemente ha crecido el interés del público por elegir marcas o prendas sostenibles, sobre todo en las generaciones más jóvenes. Al respecto, la firma considera que actualmente la moda sustentable se divide en siete categorías: 1. Prendas realizadas sobre demanda, para evitar desperdicios, 2. Ropa producida con productos y procesos amigables con el medio ambiente, 3. Productos duraderos que evitan tener que cambiar o modernizar el guardarropa con regularidad, 4. Marcas justas y éticas que se acercan a artesanos y productores locales, o que protegen los derechos de los animales, 5. Firmas que reciclan, reparan o modernizan, 6. Servicios de renta o préstamo de prendas, y 7. Piezas de segunda mano o vintage.

Eco-moda: la creciente tendencia en México

La tendencia de moda sostenible nace de la creciente afectación de la moda en el medio ambiente. De acuerdo con datos del estudio “Una nueva economía textil: rediseñando el futuro de la moda”, la industria de la moda es la tercera industria que más contamina en el mundo. Por ejemplo, cada segundo se desechan mil millones de textiles, más de la mitad de la producción de fast fashion se tira cada año y se lanza al océano medio millón de toneladas de plástico.

En el caso de México, y otros destinos de América Latina, han comenzado a surgir nuevos productores y marcas independientes que se unen a esta tendencia, ya sea apoyando comunidades locales (sobre todo indígenas) o bien creando textiles a partir de materiales ecológicos. Ya que, a diferencia de otros países en donde marcas reconocidas comienzan a lanzar líneas en esta dirección, en la región son muchos los productores emergentes que desde un inicio lanzan productos con esta filosofía. Es por ello que para impulsarlos y darlos a conocer se han creado plataformas de comunidades amigables con el medio ambiente en la industria, como lo es Eco Fashion Latam, por ejemplo.

Adicional al impacto que han creado las asociaciones de productores eco-friendly, algunas universidades importantes en el país, como Jannette Klein, han comenzado a diseñar cursos especializados en este tema – como el de eco-fashion y sustentabilidad en la moda- para que las nuevas generaciones de creadores salgan al público con una forma nueva de ver a la industria.

Hoy en día, en México hay una creciente variedad de marcas pequeñas cuyo principal aporte a la moda sostenible es la integración de artesanos locales y la promoción de la economía en las comunidades indígenas. A diferencia de los grandes mercados que están promoviendo este tipo de moda, sobre todo en Europa, que lo hacen a través de los materiales, en el país ha crecido más a partir de su carácter social, aunque cada vez hay más firmas que se unen a la tendencia por los materiales. Una de ellas es Cöko, que fabrica ropa con algodón y bambú orgánicos y presta el servicio de lavado de pañales de tela.

En entrevista para FashionUnited, Sofía Maya, directora de Cöko, explica que lo que la motivó a enfocarse a moda sustentable fue precisamente encontrarse con telas orgánicas que la inspiraron a aportar “su granito de arena para combatir el tema del desmesurado desgaste medioambiental. Además de que son muy suaves y amigables con la piel”. Para Sofía, el concepto de moda sustentable es algo que sigue en construcción: “Cada vez van surgiendo nuevos conocimientos sobre el daño que la industria de la moda ocasiona en el medio ambiente. Pero definitivamente mi concepto tiene que ver con estar actualizando las formas de costura, confección, teñido, empaque, envío, etc. Actualizándolos para qué causen menor huella ambiental”.

La emprendedora considera que aunque aún hay mucho que el público mexicano no sabe sobre este tema, ella ve un cambio en la perspectiva que se tiene sobre este tipo de moda en el país al que se tenía hace cinco años. Ella explica que en gran medida las redes sociales han influido en ello, en donde se ha realizado mucha difusión sobre esta alternativa en el mundo de la moda. “Creo que mis clientes escogen nuestras prendas porque se sienten involucrados en el proceso de cuidar nuestro planeta”, cuenta en entrevista.

Sin embargo, aunque ha crecido el público que se hace consciente sobre la importancia de voltear a ver opciones más amigables con el medio ambiente, la industria aún se enfrenta a numerosos retos. El principal de ellos, de acuerdo a Sofía, es que todos los eslabones que tocan a la marca sean ecológicos. Nos cuenta que aunque es una muy buena motivación para hacer cada parte del proceso sostenible, realmente lograrlo hoy en día no es tan sencillo. Aún así, la directora de Cöko se muestra optimista ante el panorama que tiene la moda sostenible en México: “Antes, cuando lo ecológico estaba solo de moda en el extranjero, estos tipos de productos eran muy caros. Pero mientras se ha hecho más de moda en México, los precios han disminuido y más gente puede tener acceso a ellos”.

Conoce algunas de las marcas sustentables en México

Selvaggi Swimswear

Esta marca 100 por ciento mexicana, especializada en trajes de baño, utiliza un material conocido como Econyl. Este material, fabricado en Italia, está hecho de desechos marinos como redes para pescar, tapetes y residuos plásticos. El material recuperado, se separa y se limpia para procesarlo y generar hilos de nylon. Además de utilizar este material para sus prendas, la marca fundada por Norma Galo, dona 1 USD al movimiento Healthy Seas (Un conjunto de organizaciones no gubernamentales a nivel global que se dedica a recolectar basura de los océanos) por cada compra que se hace, reafirmando su compromiso con el medio ambiente.

Eco-moda: la creciente tendencia en México

Bamboo Life

Como su nombre lo indica, el bamboo es la columna vertebral de esta marca. La mayoría de sus productos son fabricados a base de bambú, cuya característica principal es que es una de las plantas de más rápido crecimiento en el mundo. El bambú utilizado a su vez cuenta con un aceite con base natural para darle resistencia a los productos. Esta madera se complementa con piezas de materiales reciclados para crear productos como lentes de sol, relojes y diversos accesorios.

Someone Somewhere

Este proyecto nació hace 6 años con el objetivo de crear una conexión entre el artesano y el consumidor. Con este vínculo, se busca promover la calidad de la artesanía textil en México y de mejorar la calidad de vida de los artesanos en el país. Su equipo de diseño colabora directamente con los artesanos para aplicar las técnicas que éstos utilizan para la fabricación de los textiles. Los diseños que realizan van de acuerdo a las tendencias globales, exaltando las técnicas utilizadas por las comunidades de artesanos con las que trabajan.

Carla Fernández

Basada en la Ciudad de México, Carla Fernandez se destaca por su esfuerzo en preservar la herencia cultural de las comunidades indígenas en México, por lo que colaboran con artesanos de toda la República Mexicana. Las técnicas utilizadas por los creadores (algunas que son utilizadas desde tiempos prehispánicos) son parte integral del diseño, al punto en el que los artesanos se vuelven colaboradores en el proceso creativo.

Photos: Someone Somewhere (2x) y Bamboo Life

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO